Importante golpe al narcotráfico en un polígono industrial en Cartaya

La operación se inició a primera hora de la mañana del martes, 11 de diciembre, cuando un importante número de agentes de la Guardia Civil se desplegaron en torno a varias naves del polígono industrial La Estación, irrumpiendo en al menos una de ellas

La Guardia Civil ha asestado esta semana un importante golpe al narcotráfico en un polígono industrial de Cartaya, donde numerosos agentes han llevado a cabo una operación antidroga que se ha saldado con un número indeterminado de detenidos, y con una importante cantidad de sustancias estupefacientes incautadas, además de vehículos náuticos.

Según ha podido saber HuelvaCosta.com, y posteriormente han confirmado fuentes cercanas a la investigación que no han podido ofrecer aún más datos por no estar cerrada completamente la operación, ésta se inició a primera hora de la mañana de este martes, 11 de diciembre, cuando un importante número de agentes de la Guardia Civil se desplegaron en torno a unas naves del polígono industrial La Estación de Cartaya, irrumpiendo al menos en una de ellas “reventando el bombín de la cerradura”.

La nave se encuentra situada en el área de dicho polígono más cercana a la conocida popularmente en Cartaya como rotonda de Carrefour, por la cercanía de un hipermercado de dicha firma, y con fácil acceso tanto desde la carretera N-431 a su paso por el núcleo de Cartaya, como desde la autovía A-49 a través de la HU-3402 o carretera de Tariquejo.

Según testigos presenciales, los agentes de la Guardia Civil detuvieron en su interior a un número “indeterminado, pero importante” de personas, así como hallaron una cantidad también “importante” de sustancias estupefacientes, que “podría rondar los 2.000 o 3.000 kilos”.

La operación se desarrolló ante la atónita mirada de empleados y empresarios del resto de naves del polígono La Estación, y de los trabajadores que estos días realizan trabajos en la rotonda cercana y en la carretera de Tariquejo, los cuales pudieron observar como la Guardia Civil sacaba de la nave a los detenidos “esposados”, los cuales fueron introducidos en furgones policiales, así como los “bultos” de droga, y varios vehículos, entre ellos una lancha recreativa de aproximadamente unos cuatro metros de eslora dotada con un motor fueraborda de 225 caballos, y al menos dos carritos para el transporte por carretera de embarcaciones neumáticas.

Los mismos testigos han señalado que los agentes que participaron en el despliegue policial iban “fuertemente armados”, así como también “protegidos con chalecos antibalas”, y que una vez concluyeron los registros en la nave y terminaron de sacar de ella todo el material incautado, se retiraron de la zona sobre las 15.00 horas del mismo martes.

La nave en las que intervino la Guardia Civil, según empresarios de la zona, estaba “aparentemente cerrada y sin prácticamente actividad”.

No obstante, uno de los trabajadores de una empresa de dicho polígono, ha indicado a esta redacción que “algunas veces he visto entrar y salir personas de la nave, así como meter una embarcación recreativa, pero no sospeché nada porque nunca pude imaginarme de qué se trataba”.

Los empresarios de la zona consultados también han señalado que esta nave es propiedad de una persona que se dedica a alquilarla.

Añade tu Comentario