Hosteleros isleños ofrecen un almuerzo navideño a la carta para familias desfavorecidas

Gambas, jamón, queso, guisos marineros típicos de Isla Cristina como arroz con marisco o garbanzos con pulpo y langostinos, fideua, patatas guisadas con carne, carrillera en salsa, atún encebollado, ensaladas, fruta, dulces y postres navideños, y hasta un menú infantil.

Estos son algunos de los platos por los que podrán optar este año por segunda ocasión consecutiva las aproximadamente 140 personas con escasos recursos económicos de Isla Cristina que participen en el almuerzo solidario que los empresarios hosteleros locales Paco Torres y Pepa Cordero, les ofrecerá con motivo de las fechas navideñas en que nos encontramos.

Se trata de ofrecer una comida a la carta para aquellas familias que, «llegadas estas entrañables fechas, no se pueden permitir salir a comer a un restaurante por problemas económicos», ha indicado a esta redacción el promotor de la idea, Paco Torres, quien afirma que quiere hacer de esta iniciativa solidaria «una tradición», además de asegurar que esta segunda edición «será mejor que la del año pasado porque te permite corregir los errores».

El almuerzo será el próximo viernes, 27 de diciembre, en el restaurante que ambos empresarios regentan en la plaza del Ayuntamiento de Isla Cristina, la brasería-freiduría La Peña, y para el mismo tienen en esta ocasión numerosas colaboraciones entre vecinos a nivel particular, empresas locales, el comedor social de Isla Cristina y uno de sus responsables, Juan Manuel Castilllo, o la teniente de alcalde del Consistorio local Laura López Pichardo.

Con esta iniciativa, insiste Paco Torres, «queremos tener por segundo año consecutivo un detalle con aquellas personas más necesitadas de la localidad», para las que «abriremos de nuevo de par en par las puertas de nuestro establecimiento» con el principal objetivo de que los asistentes «tengan la oportunidad de disfrutar en estas fechas al menos de un almuerzo navideño, pese a su actual situación de vulnerabilidad económica».

«Ya lo hicimos el año pasado –prosigue- y fue toda una satisfacción, una experiencia muy bonita, y todo un subidón de solidaridad», lo que les ha llevado a repetir esta Navidad, aunque también precisan que lo que más les gustaría es que este año «tuviesen que venir muchos menos comensales, o ninguno, lo cual sería señal de que muchas familias isleñas habrían mejorado ostensiblemente su situación económica».    

La idea surgió el año pasado tras el incendio del que fue objeto su establecimiento en julio de 2018, y por el «apoyo y cariño» que recibieron de los isleños a la hora de reconstruir y volver a levantar su negocio. «El pueblo de Isla Cristina se volcó con nosotros de todas las formas imaginables –precisó- lo cual nos sorprendió muy gratamente», por lo que «quisimos corresponder a esa ola de solidaridad con otro gesto solidario, sobre todo teniendo en cuenta que ahora somos nosotros los que estamos en disposición de poder aportar un granito de arena para ayudar a aquellos vecinos que más lo necesitan».

Por todo ello, concluyen, «nuestro mayor deseo ahora mismo es que las familias puedan venir a disfrutar de nuestro almuerzo, que podamos brindar con ellos con lo que sea, que los podamos despedir con una sonrisa, y que ellos nos paguen la cuenta con otra».