Hallan en Cartaya 1.000 kilos de hachís ocultos en el doble fondo de una lancha recreativa

Hay dos personas detenidas, que fueron sorprendidas por agentes de la Policía Nacional cuando trataban de sacar del agua la embarcación, sospechando del excesivo peso de la misma

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas en Cartaya, y han intervenido unos 1.000 kilos de hachís ocultos en un doble fondo de una lancha recreativa. Los arrestados fueron sorprendidos cuando trataban de sacar del agua la embarcación, sospechando los policías del excesivo peso de la misma.

INTERVIENEN 1.000 KILOS DE HACHÍS EN EL DOBLE FONDO DE UNA LANCHA RECREATIVA EN CARTAYA

🎥 ((AVANCE))‼️🔴 INTERVIENEN 1.000 KILOS DE HACHÍS EN EL DOBLE FONDO DE UNA LANCHA RECREATIVA EN CARTAYA. HAY DOS PERSONAS DETENIDAS👉 La Policía Nacional interviene en #Cartaya una embarcación recreativa con 1.000 kilos de hachís escondidos en un doble fondo. Han sido detenidas dos personas en dicha localidad costera. Fiuentes policiales señalan que los agentes sorprendieron a los arrestados cuando trataban de sacar del agua la embarcación, sospechando del excesivo peso de la misma. La droga se encontraba oculta en un doble fondo del casco repartida en fardos, paquetes, tabletas y bellotas.MÁS INFORMACIÓN

Publicada por HuelvaCosta en Jueves, 13 de agosto de 2020

La investigación comenzó cuando los agentes identificaron una embarcación utilizada, presuntamente, para el transporte del hachís y detectaron su llegada a una zona de la localidad onubense de Cartaya. En ese momento, los policías sorprendieron a dos personas que utilizaban un vehículo todoterreno para sacar del agua la lancha recreativa, la cual presentaba evidentes síntomas de exceder de su peso máximo autorizado.

Por ello, los agentes realizaron el registro de la embarcación y hallaron cinco fardos de hachís, 84 paquetes y gran cantidad de tabletas y bellotas que arrojaron un peso total de 1.000 kilogramos.

Todo el estupefaciente viajaba oculto en un doble fondo del casco.

Las dos personas sorprendidas fueron detenidas en ese mismo momento.

La intervención se enmarca en la investigación llevada a cabo contra una organización asentada en distintas poblaciones de Huelva que, presuntamente, se dedica a la introducción de hachís en las costas onubenses mediante la utilización de barcos recreativos con doble fondo. Para ello, estas embarcaciones navegan hasta un punto indeterminado del Océano Atlántico, lugar donde se encuentran con otra embarcación que trasvasa la mercancía ilegal. Tras cargar la droga, el barco de recreo regresa a puerto intentando pasar desapercibido entre el resto de embarcaciones.