Inicio Provincia

Giahsa prorratea el incremento de las facturas del agua más afectadas por el confinamiento

La pandemia del Covid-19 ha provocado un sensible aumento el consumo en ciertos hogares, por encima del 20% en algunos casos

La empresa pública Giahsa ha puesto en marcha una nueva medida de tipo social que se va a aplicar y que se suma a los mecanismos de ayuda que se han venido implementando desde el inicio de la pandemia del Covid-19. En concreto, en unos 8 municipios que han permanecido cuatro meses sin lectura de contador, se ha articulado un proceso por el que, cuando el aumento del importe una vez regularizado el consumo sea significativo, se prorrateará durante cuatro meses, con el fin de que no suponga una carga adicional para las economías familiares.

Manuel Domínguez, director ejecutivo de Giahsa, ha explicado que “hemos vivido una situación muy difícil para todos. El Estado de Alarma también ha afectado de manera muy directa a las empresas de servicios, con la limitación de trabajos a lo estrictamente imprescindible para garantizar las prestaciones básicas. Ello, por ejemplo, ha impedido a Giahsa realizar con normalidad la lectura de los contadores en algunas localidades, por lo que ha debido hacerse por estimación durante más tiempo del habitual”.

Además, el incremento en el consumo de agua en los hogares, precisa Domínguez, “superior al 20% en algunos casos, se suma a esta situación y provoca un lógico aumento del importe en la próxima factura, al imputarse el aumento de todos los meses de confinamiento. De ahí que hayamos decidido tomar esta medida, que consiste en distribuir la diferencia adicional en los próximos meses, de forma que la carga quede prorrateada en cuatro facturaciones”.

La empresa comunicará todos los detalles de esta medida a los usuarios que se encuentren en esa situación, para que de ese modo puedan abonar con mayor comodidad esa diferencia que implica la regularización de la facturación. En concreto, esta situación puede darse allí donde el periodo de lectura coincidió hace dos meses con las medidas más restrictivas en el ámbito laboral, es decir en Aljaraque, Ayamonte, Aracena, Cala, Zufre, buena parte de parte de Gibraleón y Villarasa y algunos usuarios de Isla Cristina.

Servicio público, batería de medidas sociales

Este tipo de medidas, que ponen de manifiesto el compromiso de servicio público que preside la filosofía de trabajo de Giahsa y la Mancomunidad de Servicios (MAS), “se aplican para ayudar a nuestros usuarios. Tanto el confinamiento como la aplicación de medidas adicionales de higiene y limpieza han ocasionado este aumento puntual en el consumo y en la facturación en determinados casos. Pero gracias al esfuerzo común ya nos encontramos en el camino de la recuperación de nuestros hábitos cotidianos y la normalización general de la situación”, considera Domínguez.

El Consejo de Administración de Giahsa ya aprobó a finales de marzo una batería de medidas propuestas por la Comisión del Defensor del Usuario, entre las que destacan la ampliación del Fondo Social en 100.000 euros adicionales para ayudas directas a empresas y autónomos que hayan tenido que cerrar sus negocios durante este periodo. Igualmente, se determinó ampliar el periodo de pago ordinario de facturas de uno a dos meses. También, en coordinación con el Servicio de Gestión Tributaria (SGTH) y una vez que se levante el Estado de Alarma, se pondrá en práctica un sistema adicional de aplazamiento y fraccionamiento de deudas.