Familiares del joven fallecido en La Redondela convocan un acto para agradecer el apoyo de los vecinos

Familiares del joven de 18 años fallecido en La Redondela por inhalación de monóxido de carbono convocan para la tarde de este martes un acto público para agradecer las muestras de cariño recibidas por parte de los vecinos tras el suceso

Familiares del joven guineano de 18 años fallecido la pasada semana en La Redondela por inhalación de monóxido de carbono emanado de un brasero de carbón han convocado para la tarde de este martes un acto público en dicha localidad costera para agradecer las muestras de cariño, apoyo, ayuda y calor mostrado por los vecinos tras el trágico suceso.

Dicho acto se va a celebrar a las 19.00 horas de este martes en el Centro Socio Cultural de La Redondela, cedido para la ocasión por el Ayuntamiento, y al mismo asistirán, además de todos aquellos vecinos que lo deseen, familiares del joven fallecido y representantes de la comunidad afro-musulmana de la zona “en señal de respeto y agradecimiento por las muestras de cariño recibidas, por lo que dirigirán unas palabras a los asistentes”, según fuentes municipales.

Recordar que el cuerpo sin vida del joven de origen africano fue hallado a primera hora del pasado jueves en su vivienda de La Redondela, determinando la autopsia realizada al cuerpo que falleció por la inhalación de monóxido de carbono procedente de la combustión de un brasero de carbón.

Según confirmó entonces a HuelvaCosta.com el alcalde de dicha entidad local, Salvador Gómez, el cuerpo fue hallado sobre las 9.30 horas de la mañana por el propio hermano del fallecido, ambos naturales de Guinea Conakry y vecinos de La Redondela, aunque en distintas viviendas, ya que «habían quedado por la mañana y, al no aparecer ni contestar al teléfono, se personó en el piso de su hermano, situado en la calle Miguel de Cervantes, accediendo a su interior y hallando el cuerpo ya sin vida del hermano en su habitación, junto a un brasero de carbón».

Al lugar del suceso se trasladaron agentes de la Guardia Civil y la Policía Judicial, además del propio alcalde redondelero, procediendo el juez al levantamiento del cadáver a las doce menos cuarto del mediodía, para ser trasladado posteriormente a un tanatorio de la capital provincial donde le fue practicada la autopsia.

El suceso provocó una gran conmoción y consternación en La Redondela, donde se produjo un «gran revuelo», ya que según el primer edil se trataba de un joven con una situación «totalmente normalizada», que «trabajaba en la localidad», donde «llevaba ya varios años residiendo y estaba totalmente integrado» y en la que «era muy querido por todos los vecinos, con los que mantenía una excelente relación».

El alcalde de La Redondela también precisó que el joven fallecido vivía en la segunda planta de un bloque de pisos de la calle Miguel de Cervantes junto con otros compatriotas, que «no se percataron de nada cuando salieron a trabajar por la mañana muy temprano porque la puerta de su habitación, donde falleció mientras dormía, estaba cerrada como todos los días y supusieron que estaba durmiendo en su interior ya que ese día no tenía que ir a trabajar». Su hermano reside con su mujer en otra vivienda de la misma localidad.

El cuerpo del joven fue trasladado a Málaga, donde recibió sepultura en el cementerio musulmán de dicha ciudad.

Añade tu Comentario