Escolares de Cartaya fabrican jabón solidario contra la leucemia infantil

Con la ayuda de la abuela de una de las alumnas del colegio, aproximadamente un centenar de menores de quinto y sexto curso del centro de Educación Infantil y Primaria Juan Díaz Hachero de Cartaya, se afanan estos días en la elaboración artesana de jabón a base de aceite reciclado, cuyos beneficios destinarán posteriormente a la investigación sobre la leucemia infantil.

Se trata de un proyecto solidario con el que, según ha explicado a HuelvaCosta.com la jefa de estudios del centro, Manoli Correa, se pretende por una parte fomentar el espíritu solidario entre los alumnos, concienciar por otra sobre la necesidad de reciclar -en este caso aceite- como una buena forma de contribuir a la conservación del medio ambiente, y por último enseñar a los menores una labor tradicional como es la fabricación casera de jabón a base de aceite natural.

Según relata Correa, con este proyecto el centro ha querido hacer algo “más novedoso” y “original” que otros años de cara al alumnado, y a las fechas navideñas que se aproximan, ya que “hasta ahora, lo que hemos venido haciendo por Navidad es una campaña de recogida de juguetes usados, que después hemos donado a una entidad benéfica”.

Al margen de la elaboración del jabón, en la actividad va a estar implicado finalmente todo el alumnado del centro ya que, según las edades, los más pequeños se encargarán de otras tareas como el corte, envasado, y venta final del jabón en pastillas, a las cuales los propios alumnos pondrán un “precio justo”. Para ello, añade Correa, “los propios alumnos serán los encargados de tasar el producto en función del trabajo y tiempo que han invertido en fabricarlo y comercializarlo”.

Los beneficios obtenidos con la venta final del jabón, detalla Correa, serán donados íntegramente a la lucha y la investigación sobre la leucemia infantil a través de la Fundación ‘Uno entre cien mil’, que dedica sus recursos expresamente a la investigación contra una enfermedad que supone el 30 por ciento del cáncer infantil, con más de 300 casos diagnosticados al año solo en España.

Por su parte, Pepi Calderón, la abuela que está enseñando a los menores a elaborar jabón, se ha mostrado muy orgullosa y satisfecha “por poder enseñar a tantos niños una cosa que desde siempre se ha hecho en mi casa, jabón natural con aceite reciclado, con la que además de contribuir al ahorro en el hogar, se ayuda a cuidar la naturaleza evitando que el aceite que usamos para freír acabe contaminando el medio natural”.

Además, añade, la receta es “muy sencilla” y “lo único que requiere es paciencia y un poco de constancia”. Para la elaboración del jabón, prosigue, “vertemos dos litros y medio de agua fría en un recipiente muy limpio, le añadimos 500 gramos de sosa cáustica y dos cucharaditas de sal, removemos hasta que se disuelve todo, lo dejamos reposar 24 horas hasta que se enfríe. Le añadimos otros dos litros y medio de aceite usado y bien colado, lo mezclamos todo otra vez, lo distribuimos en moldes, y finalmente lo dejamos de nuevo reposar, aunque esta vez entre tres y cuatro días hasta que cuaje”.

Con esta actividad, y dada la cantidad de agua, aceite y sosa cáustica usada, detalla Pepi, “nos van a salir aproximadamente unos cien kilos de jabón, que esperemos contribuyan a la investigación de tan nefasta enfermedad”.

Añade tu Comentario