Ermitaña de la Blanca, un privilegio que en Villablanca pasa de generación en generación

Carmela Botello Gómez es la actual ermitaña de Nuestra Señora de la Blanca, en Villablanca, una labor “ardua” pero a la vez “muy satisfactoria”, según ella misma ha confesado a HuelvaCosta.com, que lleva desarrollando desde hace ya más de 40 años, que heredó de su madre, y que su familia lleva ejerciendo de generación en generación, al menos desde los tiempos en que vivía su bisabuela.

Y aunque a Carmela aún le queda “cuerda para muchos años” según afirman sus propias hijas Carmen y Blanca Serafín Botello, la sucesión de ésta ya se ha puesto sobre la mesa. No obstante ambas hijas, que se llevan trece meses de diferencia en cuanto a sus edades (además de otra mucho más pequeña), aseguran tenerlo “muy claro” y que “cuando llegue el momento nuestra intención es compartir las tareas y, por tanto, tan importante cargo”. “No nos vamos a pelear por él”, bromean, al tiempo que se muestran confiadas en que “llevar conjuntamente una responsabilidad de este tipo va a ser mucho mejor para todos”.

En una emotiva entrevista realizada por HuelvaCosta.com a las tres mujeres de Villablanca: la actual ermitaña Carmela Botello y dos de sus hijas, Carmen y Blanca, las tres relatan la historia de tan interesante labor, la responsabilidad que conlleva, las tareas que supone, y los intensos sentimientos que genera ser ermitaña de la venerada patrona de dicha población surandevaleña. No te lo pierdas.

Añade tu Comentario