En la UCI tras ser aplastado por una prensa de secado en una lavandería de Cartaya

El hombre, de 56 años, presenta una docena de fracturas en distintas costillas, lesiones en los pulmones y hematomas en distintas partes del cuerpo

Un vecino de Huelva de 56 años de edad que responde a las iniciales de M.C.D. y que padece una discapacidad reconocida del 33 por ciento como consecuencia de un ictus sufrido hace seis años se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos –UCI- del hospital Juan Ramón Jiménez de la capital provincial con pronóstico «grave, aunque estable», como consecuencia de las heridas que le provocó el pasado martes una de las prensas de secado en una lavandería industrial ubicada en Cartaya.

Así lo ha señalado a HuelvaCosta.com M.C.V., hijo del trabajador accidentado, quien ha precisado que su padre sufre «al menos una docena de fracturas entre la tercera y la novena costillas», así como «lesiones en los pulmones por las que está siendo observado», y «hematomas en distintas partes del cuerpo». Todo ello, prosigue, como consecuencia del «aplastamiento» del que fue objeto en el tórax tras ser elevado aproximadamente a un metro de altura por una de las secadoras de dicha lavandería, en la que trabajaba asiduamente desde hacía varios veranos, y en la que este periodo veraniego llevaba ya quince días incorporado al tajo.

Nada más ser aplastado por dicha máquina, «mi padre perdió el conocimiento», prosigue relatando su hijo, siendo un compañero el que se dio cuenta de la situación y el que, por tanto, «apagó inmediatamente la máquina secadora».

Los hechos sucedieron sobre las 23.30 horas del martes en dicha lavandería industrial cartayera, la cual está reconocida como Centro Especial de Empleo, por lo que la mayoría de sus trabajadores poseen alguna discapacidad. El trabajador accidentado fue atendido inicialmente por un equipo sanitario del 061, siendo posteriormente trasladado al hospital Juan Ramón Jiménez, en el que permanece ingresado desde entonces.

Por otra parte fuentes de la plantilla consultadas por esta redacción han señalado que la lavandería industrial cartayera posee dos túneles de lavado, los cuales «presentan continuamente problemas técnicos», al tiempo que han denunciado que «muchos de los trabajadores, especialmente el personal nuevo, carecen de toda la información sobre el funcionamiento de dicha maquinaria».

Fuentes de la empresa que gestiona la lavandería consultadas por esta redacción han indicado que el siniestro tuvo su origen en un atasco de ropa prensada que se produjo en el riel por el que ésta se transporta una vez escurrida hacia la secadora.

Igualmente han indicado que «el trabajador accedió al riel por un rejilla y no por la puerta donde hay una llave con la que se paraliza el sistema, con la mala fortuna de que al desatascar la ropa el sistema se activó automáticamente y lo atrapó».

También añaden que dicho sistema «está totalmente homologado, funciona a la perfección y está revisado», aunque la empresa va a “clausurar la rejilla” por la que el empleado accedió al riel. Lamentan además el suceso y dejan claro que «el accidentado trataría de desatascar la ropa con toda su buena intención y para hacer bien su trabajo».

Por último señalan que es «la primera vez» que ocurre un incidente de estas características en la lavandería cartayera, donde «la siniestralidad es muy baja, apenas del 5% al año, y siempre debida al sobreesfuerzo de los trabajadores». Agregan que el hombre herido se encuentra «fuera de peligro».

Interior de la lavandería donde ha tenido lugar el siniestro (Fotografía: Archivo)

 

Añade tu Comentario