Emigrantes retornados de Cartaya y Villablanca reclaman al Gobierno el dinero que les cobre de sus pensiones

Algunos de los emigrantes retornados de Cartaya y Villablanca cuentan a HuelvaCosta.com como el gobierno les retrae de sus pensiones unos 2.000 euros al año   

Bajo el lema ‘Fuimos emigrantes, no defraudadores’, y gritando consignas como ‘Gobierno, chupón, te llevas mi pensión’ o ‘Rajoy (y Montoro en otros casos), ladrón, me robas la pensión’, varias decenas de emigrantes retornados onubenses han vuelto a concentrarse esta semana a las puertas de la delegación de Hacienda, en Paseo Santa Fe de Huelva, una medida de protesta que los lleva cada miércoles a dicho lugar desde el verano de 2015 para mostrar su desacuerdo e indignación con la obligación, impuesta por el Gobierno de España hace dos años, de tributar con carácter retroactivo (hasta los últimos cuatro años) por las pensiones que reciben del extranjero, donde trabajaron durante un tiempo.

En dichas protestas participan asiduamente varios emigrantes retornados naturales de Cartaya o Villablanca, con los que HuelvaCosta.com ha tenido la oportunidad de hablar, y quienes han relatado sus distintas situaciones personales ante un asunto que consideran una “enorme injusticia”, así como un “robo a mano armada”.

Este colectivo, en el marco de la Asociación Onubense de Emigrantes Retornados (AOER), que convoca las protestas, ha llevado sus reivindicaciones hasta Madrid, donde han participado en manifestaciones convocadas a nivel estatal.

Los emigrantes retornados se trata de un colectivo de personas de entre 66 y 84 años, que trabajaron en países como Alemania, Suiza, Francia u Holanda, y que según AOER son unos 10.000 en la provincia de Huelva.

Dichas personas estaban exentas de tributar en España por las pensiones que vienen cobrando por parte de los gobiernos de los países en los que trabajaron durante años, si bien en 2015 los jubilados en esta situación se encontraron con la exigencia del ejecutivo de mariano Rajoy de tener que liquidar los últimos cuatro ejercicios, un hecho que los afectados califican como una «situación injusta», al tener que hacer un desembolso de dinero al que, en muchos casos, no pueden hacer frente, y que el presidente del colectivo en Huelva, Ángel Guerra, sitúa entre 5.000 y 20.000 euros por los cuatro ejercicios anteriores a esa fecha, además de otros 2.000 euros anuales a partir de la misma.

Con pancartas en la mano en las que muestran distintos mensajes, los manifestantes quieren cada semana visibilizar su situación ante la sociedad, así como pedir al Gobierno que les escuche.

A pesar de sus años, del cansancio, y de que su demanda no ha obtenido por el momento el efecto que desean, el colectivo seguirá adelante con sus protestas.

No te pierdas en HuelvaCosta.com los testimonios de los cartayeros José Martín Sierra, que trabajó varios años en Alemania y que tuvo que hacer frente a un pago de 7.000 euros, además de otros 2.000 euros anuales al Gobierno de España, y Benito Teresa Gómez, que se encuentra en situación muy parecida al anterior después de haber trabajado doce años en Holanda, donde asegura que tuvo que pasar “mucho frío y calamidades”. En este vídeo también se muestra el testimonio del villablanquero Diego Rodríguez Quintero, que trabajó once años en Alemania y al que el Gobierno le exige igualmente un pago de 7.000 euros por los ejercicios a los que afecta la retroactividad de la norma, además de otros 2.000 euros anuales a partir de entonces.

Añade tu Comentario