El agua embalsada en Huelva cae 20 puntos con respecto a 2018

Los embalses onubenses se encuentran actualmente al 54,26%, frente al 74,19% del año pasado por estas mismas fechas

«Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar». Así aconseja un conocido refrán popular a estar prevenidos cuando se observa que algo acontece a nuestro alrededor antes de que pueda sucedernos lo mismo. Y es que actualmente la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir -que no afecta a la provincia de Huelva-, está en ‘alerta’ por sequía al encontrarse sus embalses al 36,62% de su capacidad, frente al 55% que embalsaban en la misma fecha del año pasado.

Y como para muestra un botón, la actual ausencia de precipitaciones ya ha provocado que, sin llegar al extremo de la Cuenca del Guadalquivir, las comarcas onubenses más cercanas a la provincia de Sevilla pasen por una situación que se acerca peligrosamente a la de dicho distrito hidrográfico.

Es el caso de buena parte del Condado, donde con los datos actuales el embalse que abastece a la mayor parte de sus municipios, Corumbel Bajo, se encuentra en ‘alerta’, situación previa a la de ‘emergencia’, puesto que estando actualmente al 34,06% de su capacidad aún garantiza entre uno y dos años de suministro.

Embalse del Chanza (Fotografía: Jordi Landero)

En el supuesto de entrar este mismo embalse en situación de ‘emergencia’ -menos de un año- el suministrador tendría que poner en marcha medidas informativas destinadas a reducir al menos un 10% el consumo. Corumbel Bajo, con una capacidad total de 18Hm3 de agua y que actualmente almacena solo 6,13Hm3, se encontraba el año pasado por esta misma fecha al 71,22% de su capacidad.

Las localidades que se suministran de este embalse son Chucena, Niebla, Los Bermejales, Lavapiés, La Peñuela, La Palma del Condado -incluidas La Dehesa e Iberfrutas-, Villarrasa, Villalba del Alcor, Bonares, Lucena del Puerto, parte de Almonte y Matalagrana, Bollullos par del Condado, Rociana del Condado, Paterna del Campo, Escacena y Manzanilla.

Situación igualmente un tanto complicada atraviesan también determinados municipios y aldeas de la Sierra de Huelva, cuyo abastecimiento se realiza a través de pozos y que actualmente sufren restricciones, por lo que están recibiendo aportaciones con camiones cisterna.

Embalse del Chanza (Fotografía: Jordi Landero)

Así lo ha puesto de manifiesto esta semana la empresa pública Giahsa, que informó estar prestando apoyo durante los meses de julio, agosto y septiembre a varias poblaciones de esta comarca que están «seriamente amenazadas» por la sequía. Estos problemas de suministro, que en algunos casos deben calificarse como «extremos» según Giahsa, se están paliando con el «aporte extra» de camiones de agua a los depósitos que surten a Almonaster la Real, Cortelazor y Zufre, así como a las aldeas de Jabuguillo y Mina Concepción, en los términos de Aracena y Almonaster, respectivamente.

En concreto, Giahsa ha enviado a la Sierra hasta el momento 229 camiones de agua, que han suministrado a los respectivos depósitos de descarga un volumen superior a los 5.700 metros cúbicos. A la aldea de Mina Concepción han llegado 114 camiones, 77 a Cortelazor, 25 a Zufre, 10 a Jabuguillo y 3 a Almonaster la Real, lo que ha conllevado una inversión cercana a los 70.000 euros.

En cuanto al resto de la provincia onubense, cuya práctica totalidad está incluida en la Demarcación Hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras que depende de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, fuentes de su Delegación Territorial en Huelva han indicado que se encuentra en una «situación global de normalidad» al existir «garantía de abastecimiento para dos años y medio en el supuesto en el que persista la ausencia de precipitaciones».

De esta forma el principal embalse de la Demarcación, el del Andévalo, está por encima del 60% de su capacidad, que es el porcentaje que se utiliza como referencia para determinar esa normalidad o, en el caso de estar por debajo, la situación de ‘alerta’ en una demarcación.

Otro dato que invita a no caer en el pesimismo en nuestra provincia, y siempre pendientes de lo que pueda deparar el periodo otoñal de lluvias que ya está a la vuelta de la esquina, es que mientras en Andalucía las reservas de agua se encuentran actualmente al 40,98% -frente al 56,62% del año pasado por estas mismas fechas-; en nuestra provincia este porcentaje aumenta hasta el 54,26% -en septiembre del año pasado estaba en 74,19%-. En datos absolutos la provincia onubense tiene capacidad para embalsar 1.410Hm3 de agua, contando en la actualidad con 765,1Hm3 -frente a los 1.046,13Hm3 de hace un año-. Se trata de una caída de 20 puntos porcentuales con respecto al año pasado que por el momento no hace saltar las alarmas.

Canal de El Granado (Fotografía: Jordi Landero)

Tomando solo como referencia la Demarcación Hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras, en la que se incluyen los seis principales embalses de la provincia: Andévalo (con capacidad para 634,4Hm3); Chanza (341,4Hm3); Piedras (59,5Hm3); Jarrama (42,6Hm3); Corumbel Bajo (18Hm3) y Machos (12Hm3), la misma se encuentra al 52,6% de su capacidad -frente al 68,76% de hace un año-, un total de 16 puntos por debajo de septiembre del año pasado.

Por embalses, como se ha indicado anteriormente, el que en peor situación se encuentra es Corumbel Bajo, que con 6,13Hm3 de agua almacenada se encuentra al 34,06% de su capacidad -frente al 71,22% del año pasado por estas mismas fechas-.

Por el contrario la situación de los dos principales embalses de la Demarcación –Andévalo y Chanza-, presentan datos más positivos, estando el primero al 61,21% de su capacidad con un total de 388,32Hm3 de agua almacenada –frente al 80,61% de septiembre del año pasado-.

El Chanza, por su parte, almacena en la actualidad un total de 133,2Hm3 de agua, encontrándose al 39,22% de su capacidad –frente al 46,95% de hace un año-.

El tercer embalse de la Demarcación por tamaño es el del Piedras, que se encuentra actualmente al 39,03% con un total de 23,22Hm3 almacenados –frente al 76,66% de hace un año-.

El Jarrama tampoco presenta datos muy negativos ya que, con un total de 26,96Hm3 de agua embalsada en la actualidad, se encuentra al 63,22% -el año pasado por estas fechas estaba al 84,98%-; y mucho menos Los Machos, que con sus actuales 9,22Hm3 de agua almacenada se encuentra al 76,83% de su capacidad –frente al 52,17% del año pasado-.

CAIDA EN PICADO DE LAS PRECIPITACIONES ENTRE ENERO Y AGOSTO DE 2019

Buena parte de esta situación viene dada por la falta de precipitaciones, que han caído en picado este año con respecto a 2018. Y es que el porcentaje de lluvias en Huelva ha disminuido en los primeros nueve meses de este año –de enero a septiembre- en un 76,07% con respecto al año pasado por estas mismas fechas.

A falta de los datos de la estación lluviosa otoñal que dará comienzo en las próximas semanas, entre enero y septiembre de este año se han recogido en uno de los medidores pluviométricos de la capital provincial solo 87,6mm de precipitaciones, frente a los 366mm registrados en el mismo punto durante el mismo periodo de 2018.

Solo por poner un ejemplo, este mismo medidor registró en marzo de este año, uno de los meses tradicionalmente más lluviosos del año, solo 9,8 mm de precipitación, frente a los 170,6 mm recogidos en marzo de 2018.

(Fotografías: Jordi Landero)

Añade tu Comentario