Dos perros matan 47 gallinas ponedoras en una finca de Cartaya

Un vecino de Cartaya, Domingo Ramos, ha denunciado el ataque del que ha sido objeto su gallinero a manos de dos perros, que accedieron al interior de su parcela ocasionando la muerte de 47 gallinas ponedoras, lo cual le supondrá una pérdida económica cercana a los 500 euros, a lo que se suma lo que le costará la adquisición de nuevas pollitas y criarlas hasta que pongan huevos.

Según ha señalado el propio Ramos a Huelva Costa, los hechos tuvieron lugar el pasado día 27 de octubre en la finca de su propiedad situada en el paraje de Valle Salado, en el término municipal de Cartaya, entre las ocho y media y las once y media de la mañana.

Fue a esta última hora, prosigue, cuando “me llamó mi suegra, que estaba en la finca, diciéndome que las gallinas estaban corriendo despavoridas y cacareando por la pequeña parcela donde las tengo, en la que se habían metido dos perros”. “Cuando llegué –prosigue-, aún pude ver que eran dos perros y que las gallinas estaban todas muertas y desperdigadas por la parcela”.

Según su testimonio, pudo capturar a uno de los perros, alertando inmediatamente a la Guardia Civil, que una vez personada en la finca pudo comprobar que dicho can carecía de chip identificador, por lo que “subí la fotografía del perro a mi perfil de facebook por si alguien identificaba a su propietario”.

A pesar de ello, ha afirmado con resignación que no cree ni que aparezca el propietario de los perros, ni que pueda recuperar las pérdidas ocasionadas por la matanza de sus gallinas ponedoras.

Finalmente ha asegurado haber visto a los mismos perros “rondando” por la zona, “seguramente para hacer lo mismo con las gallinas de mi suegra, aunque por el momento no han podido hacer ningún daño porque después de lo que me pasó a mi, ella ha tomado precauciones para evitarlo”.

Añade tu Comentario