Inicio Cartaya

Detenidos dos menores en Cartaya implicados en la quema de 29 contenedores de basura

Existen otros dos menores inimputables igualmente implicados en los hechos

La Guardia Civil ha detenido a dos menores como presuntos autores de un delito continuado de daños y otro de incendio, así como hay otras dos personas, también menores de edad, inimputables por un delito de daños.

Según ha indicado el Instituto Armado en un comunicado, la denominada operación Fogarada se inició el pasado día 24 de octubre tras la quema de 9 contenedores, todos mediante fuego intencionado en la localidad de Cartaya. A partir de esa fecha, en diciembre se quemaron otros 10 contenedores, provocando daños en un vehículo estacionado y en la fachada de un comercio y de una vivienda. Posteriormente entre enero y febrero ardieron otra decena de contenedores, contabilizando un total de 29.

Por todo ello se intensificaron las vigilancias nocturnas en las zonas más afectadas, siendo localizado un menor por la Policía Local cuando acudieron a sofocar un incendio de un contenedor, el cual había sido visto merodeando  por la zona, infundiendo sospechas a los agentes, por lo que procedieron a la identificación del varón y a entregarlo a sus padres poniéndolo en conocimiento de esta incidencia a los agentes de la Guardia Civil encargados de las investigaciones. Posteriormente el menor fue citado, junto con su madre, en dependencias oficiales. Una vez allí el menor reconoció su implicación en los hechos.

También en el transcurso de la investigación fue localizado un testigo que manifestó que los autores eran dos jóvenes menores de edad, y que en alguna ocasión también le habían acompañado otros dos jóvenes de 13 años. El modus operandi consistía en extraer la gasolina de  máquinas de movimientos de tierra que hay en una finca en la periferia de la localidad, llenando una botella con el combustible que luego lo usaban para quemar el material urbano.

Una vez requeridos los otros tres varones, y tras comparecer junto a sus padres o tutores, reconocieron haber sido ellos los que cometieron los hechos.

Los contenedores quemados fueron un total de 29 y el valor de los daños asciende a unos 33.600 euros.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del Fiscal de Menores de Huelva quién interesó que quedasen en libertad bajo la custodia de sus padres.