Denuncian “colapso” en las oficinas bancarias de los pueblos productores de frutos rojos

Según UPA, el momento álgido de la campaña de recolección incrementa aproximadamente en 50.000 personas trabajadoras que acceden a los servicios bancarios, mientras que los horarios de apertura y número de cajeros siguen siendo los mismos

Repartidas por los principales municipios productores de frutos rojos, más de 50.000 personas trabajadoras de temporada necesitan acceder a servicios bancarios en la provincia. Esto ocurre año tras año por las mismas fechas, generando un “colapso” de las oficinas de ciertas entidades financieras.

Así lo ha señalado en un comunicado la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Huelva, que añade que estas largas colas se producen fundamentalmente en las oficinas de Caixabank los jueves por la tarde, dado que es esta entidad la única que abre dos horas este día de la semana. Aunque UPA destaca el esfuerzo de la entidad frente al resto, entiende que este horario “se queda corto”, dado que la afluencia es fundamentalmente por la tarde al terminar la jornada laboral y cualquier trámite como una apertura de cuenta para domiciliación de la nómina o la emisión de una tarjeta, al estar reducida a una tarde durante dos horas, se convierte en una “tortura” tanto para las personas trabajadoras como para el resto de usuarios y usuarias del municipio.

Es Caja Rural la otra entidad que atiende este tipo de servicios en los municipios, añade UPA, si bien “al no abrir por la tarde, el servicio es totalmente insuficiente para los clientes, dado que, como ya hemos mencionado es tras la jornada laboral por la tarde, cuando las personas trabajadoras acuden a las oficinas”.

Desde UPA Huelva tampoco entienden que servicios como las aperturas de cuenta para los trabajadores de la campaña o emisiones de tarjetas de débito “sean prestados solo por estas dos entidades bancarias, existiendo otras que poseen oficinas fijas en los municipios y que deben entender que tienen que prestarlos, no solo porque existe un beneficio indirecto de la llegada de estas personas al municipio por la riqueza que generan, sino porque muchos empresarios son clientes de estas entidades y depositan sus ahorros en ellas y, como consecuencia, debe facilitarse el acceso a los servicios también para las personas que trabajan para estos empresarios y empresarias, no poniendo comisiones de apertura y de emisión de productos desorbitadas como medida disuasoria para el acceso de este tipo de clientes”.

A esto hay que añadir que, “al no ampliarse la red de cajeros durante la campaña, es habitual que el acceso a estos esté colapsado durante todas las tardes de la semana debido al incremento del número de clientes, por lo que siendo una situación que se produce año tras año, no se entiende que las entidades financieras no hayan generado soluciones para un acceso digno a los cajeros. De hecho, es normal que durante los fines de semana se agote el efectivo disponible en los cajeros, lo cual agrava el problema”.

Desde UPA Huelva “queremos destacar el esfuerzo y desempeño de los trabajadores de las oficinas bancarias durante esta época, que ven como con los mismos medios deben atender a una población que se duplica o triplica. Son las entidades financieras las que deben ampliar sus medios personales, materiales y sus horarios ante un incremento de su clientela previsible, dado que se repite temporada tras temporada en las mismas fechas. Entendemos que el acceso a los servicios que contratan estos trabajadores y trabajadoras tienen un coste en forma de comisiones y deben ir aparejados de un servicio acorde”.

Igualmente desde UPA Huelva se demanda a todas las entidades financieras que tienen oficinas en los municipios productores de frutos rojos a que faciliten los trámites de acceso a los servicios que prestan a las personas que trabajan durante la campaña y a que aumenten los medios, horarios y dotaciones de personal. Esto “no solo redundará en un mejor servicio para estos clientes, sino también para aquellos que no perteneciendo a la campaña agrícola tienen también derecho a un acceso digno a los servicios financieros con total normalidad dado que los pagan a través de las correspondientes comisiones.

Añade tu Comentario