Coronavirus: tanatorios de Cartaya, Gibraleón, Valverde y Almonte incineran cadáveres procedentes de Madrid

La empresa Tanatorios de Huelva incineró el pasado miércoles en los cuatro crematorios que posee en la provincia 25 cadáveres procedentes de la Comunidad de Madrid

La empresa Tanatorios de Huelva incineró el pasado miércoles en los cuatro crematorios que posee en la provincia 25 cadáveres procedentes de la Comunidad de Madrid, con la que colaborará con la cremación de los cuerpos de los fallecidos después de que lanzaran una petición de ayuda por el gran número de muertos en su comunidad debido a la pandemia del coronavirus.

Así, según la compañía, ésta ha sido la primera ayuda que han prestado desde los crematorios de Gibraleón, Valverde, Almonte y Cartaya, y la decisión de colaborar «viene motivada por el gran número de fallecidos en la comunidad madrileña por coronavirus», aunque han puntualizado que «no todos los cuerpos de Madrid incinerados en los crematorios de la provincia son de muertes por Covid-19».

En este sentido, han reseñado que la primera vez que han traído estos cadáveres fue el pasado miércoles y el día siguiente se devolvieron las cenizas, por lo que «de momento se ha parado ahí», aunque han apuntado que no saben si les pedirán más colaboración «ya que otras comunidades también se han ofrecido».

Desde Tanatorios de Huelva han indicado que es un ofrecimiento de auxilio que han realizado tras esta petición de ayuda desde Madrid a los tanatorios de España y que lo llevan a cabo «sin ningún tipo de ánimo de lucro» sino con «la finalidad de ayudar» debido a que «si se quedan allí los cuerpos es cuando puede convertirse en un problema añadido de salud pública».

A este respecto, han lanzado un mensaje de tranquilidad a la población asegurando que «no hay ningún riesgo» ya que «todo está protocolizado y correcto, con la autorización de la Comunidad de Madrid y cuando se recogen los cadáveres en Madrid ya están desinfectados», además de que «los cuerpos van directamente al crematorio y los trabajadores llevan sus equipos de protección».