Condecoran al Policía de El Rompido que rescató este verano a dos jóvenes en el Piedras

Durante el transcurso del acto central por la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo, celebrado este lunes en el Gran Teatro de la capital provincial

Francisco Brito, el joven Policía Nacional natural de El Rompido y destinado en la Comisaría Provincial de Huelva que a finales del pasado mes de julio rescató estando fuera de servicio a dos jóvenes que estaban inconscientes en la ría del Piedras, ha sido condecorado este lunes durante el acto central por la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo, celebrado en el Gran Teatro de la capital provincial

Junto a Brito han sido condecorados otros 22 funcionarios del Cuerpo de la Policía Nacional, personas e instituciones, en reconocimiento a su profesionalidad y trabajo, así como por destacar en su colaboración con la Policía.

De los 22 condecorados, 17 policías han recibido de la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco, que tienen por objeto reconocer una meritoria trayectoria profesional o protagonizar alguna actuación destacada.

Según ha indicado la Subdelegación del Gobierno en un comunicado, es el caso del subinspector Francisco Antonio Brito Carro, jefe del subgrupo operativo de la Unidad de Prevención y Reacción, quien el pasado 29 de julio “salvó la vida a dos jóvenes en la desembocadura del río Piedras, en El Rompido”. Así lo resaltó el comisario provincial Florentino Marín en su discurso, que alabó la “capacidad de respuesta del policía, quien encontrándose libre de servicio no dudó ni un momento en arrojarse a las traicioneras aguas para prestar auxilio a estos dos jóvenes que se encontraban ya en estado inconsciente y en grave peligro de perecer ahogados”.

Representantes de las distintas administraciones e instituciones de la provincia han participado en este acto oficial con motivo del Día de la Policía. Así, entre otras autoridades civiles y militares, han asistido la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos; el comisario provincial, Florentino Marín; el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; el secretario general de la Comisaría, Manuel Demetrio Gómez; el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía, Francisco José Romero; el presidente de la Audiencia Provincial, Antonio Germán Pontón; el vicepresidente de la Diputación Provincial de Huelva, José Fernández; la parlamentaria andaluza, Carmen Céspedes; y el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Ezequiel Romero.

Asunción Grávalos destacó en su discurso el compromiso de la Policía Nacional “con la seguridad, el cumplimiento de la ley y la defensa de la democracia”, así como subrayó el esfuerzo constante de los agentes del Cuerpo por prevenir y combatir la delincuencia, así como para proteger a las víctimas.

En este sentido, Grávalos resaltó las 29.000 llamadas recibidas en la sala del 091 en lo que llevamos de año, “una cifra que refleja la ingente labor que lleva a cabo día a día la Policía Nacional, pero que también refleja la confianza que tenemos todos los ciudadanos en vuestra eficiencia”.

EL RESCATE

Según relató a esta redacción el pasado verano el propio Francisco Brito, los jóvenes habrían quedado atrapados por causas que se desconocen en el abundante lodo que la bajamar deja al descubierto en dicha zona, presentando síntomas de insolación, quemaduras en la espalda por el sol en el caso de uno de ellos, y abundantes cortes en los pies en el caso del otro, por lo que una vez en tierra firme tuvieron que ser atendidos por sanitarios.

Brito indicó que los hechos sucedieron sobre las 15.00 horas del sábado, cuando estando en casa de sus padres una vecina le avisó de que llevaba viendo desde su azotea y a través de unos prismáticos a dos jóvenes en mitad del río apoyados en un káyak y en una patera, los cuales llevaban inmóviles ya varias horas, por lo que se temieron lo peor.

Sin dudarlo, el agente de Policía Nacional bajó a la playa y se arrojó al agua para dirigirse nadando hasta al punto exacto de la ría en el que se encontraban ambos jóvenes mientras la vecina alertó a los servicios sanitarios y a la Guardia Civil.

“Cuando llegué hasta ellos –prosiguió Brito- comprobé que estaban inconscientes, dirigiéndome primero hacia el que estaba apoyado boca arriba en una patera, comprobando que estaba vivo por lo que lo reanimé como pude echándole agua en la cara. A continuación me dirigí hacia el otro, que estaba bocabajo con la cabeza apoyada sobre un káyak y en peores condiciones ya que sus pies habían quedado atrapados en el lodo y presentaba quemaduras con ampollas en la espalda. Comprobé que afortunadamente respiraba y también lo reanimé como pude”.

A continuación varios vecinos más se arrojaron al agua, ayudando a Brito a trasladar al primero de ellos hasta tierra firme, mientras que una lancha de Cruz Roja acudió a sacar al segundo para trasladarlo igualmente hasta la orilla, donde ambos fueron atendidos por los sanitarios.

Acto celebrado en Huelva este lunes durante el que ha sido condecorado el Policía Nacional de El Rompido (Fotografía: Redacción)
Francisco Brito en El Rompido (Fotografía: Jordi Landero)

Añade tu Comentario