Cartaya destina 270.000 euros a ayudas directas y bonos de compra para dinamizar comercio y hostelería

El 10 de agosto termina el plazo de solicitud de las dos líneas de ayudas habilitadas por el Área de Desarrollo Local. A la subvención directa se une una segunda línea novedosa mediante bonos, que los ciudadanos podrán descargarse de una App en la que figurarán los comercios adheridos a la iniciativa, y mediante los cuales el Ayuntamiento financia el 50% de su compra, hasta un máximo de 50 euros

A partir de ahora, y hasta el próximo 10 de agosto los empresarios del comercio minorista de hostelería y turismo de Cartaya, El Rompido y Nuevo Portil, pueden solicitar las ayudas que para el sector habilita el Ayuntamiento de Cartaya y que en total ascienden a 270.000 euros.

El Área de Desarrollo Local ha puesto en marcha dos líneas de subvención: una primera de concesión directa, hasta un máximo de 1.000 euros por comercio; y otra novedosa, mediante el ‘Bono Impulsa Cartaya’, destinado a impulsar el consumo en la localidad.

Publicidad.

En este último caso, las ayudas persiguen incentivar las compras en la localidad mediante bonos, que los ciudadanos podrán adquirir a través de una app que se habilitará al efecto, y entre los comercios que se adhieran a la iniciativa. En dicha app se emitirán bonos con un importe de 10 €, que podrán adquirir los ciudadanos y ciudadanas, partiendo de una edad mínima de 16 años, y con un tope máximo de 5 bonos por persona.

Por cada bono, la compra mínima para poder canjearlos luego en los comercios será del doble, es decir de 20 euros, aportando el Ayuntamiento la cantidad restante. Es decir, y como explicó la alcaldesa, Pepa González Bayo, “el Ayuntamiento subvenciona el 50% de las compras realizadas por el ciudadano en los establecimientos adheridos a esta línea de subvenciones, con el objetivo de impulsar el comercio en nuestro pueblo”.

El Concejal de Desarrollo Local, Israel Medina, responsable de la iniciativa, destacó que “esta nueva línea de ayudas no sólo va a ser un apoyo para los comercios y microempresas, sino que se van a convertir en un revulsivo para que los ciudadanos realicen sus compras en los negocios de Cartaya, El Rompido y Nuevo Portil”.

Se pretende, detalló Medina, que estas ayudas que por segundo año consecutivo pone en marcha el Consistorio “lleguen a todos los pequeños empresarios y empresarias de la localidad, que han sufrido directamente las consecuencias de la crisis derivada de la pandemia, y que se beneficien de ellas de una forma rápida y ágil”. Para ello, “nos hemos dotado de la primera ordenanza de subvenciones que va a agilizar los trámites y los plazos para que puedan acogerse lo antes posible a estas subvenciones”.

Está abierto ya el plazo para que los empresarios que quieran acceder a cualquiera de las dos líneas de subvenciones puedan presentar sus solicitudes, y en septiembre se pondrá en marcha la aplicación en la que los ciudadanos podrán descargarse “de forma ágil y sencilla” los bonos ‘Impulsa Cartaya’.

Los responsables municipales destacaron que en la puesta en marcha de esta línea de ayudas “hemos ido siempre de la mano de las asociaciones de comerciantes y empresarios de la localidad: AECA, Comerciantes del Centro y ATURP, de El Rompido y Nuevo Portil”. Precisamente a la presentación de la iniciativa asistieron, representando al colectivo, el secretario de AECA, José Manuel Campos, y el vocal de la Asociación de Comerciantes del Centro, Rafael Rodríguez.