Baja el número de muertos en las carreteras onubenses en 2018 con respecto al año anterior

La subdelegada del Gobierno en Huelva subraya que en abril, mayo y octubre de 2018 no hubo que contabilizar ninguna víctima mortal en las carreteras onubenses, una “buena noticia” que “no es suficiente”

El año pasado (2018) se produjeron en Huelva 1.156 accidentes de tráfico con víctimas, en los que perdieron la vida 18 personas, otras 1.010 resultaron heridas leves, y 128 requirieron ingreso hospitalario.

Accidente de tráfico en una carretera onubense

Los datos presentados son datos consolidados a 30 días y, por tanto, definitivos, de accidentalidad vial, en los que se incluyen los siniestros ocurridos tanto en vías urbanas como interurbanas.

Publicidad.

Estas cifras reflejan una disminución en cuatro del número de fallecidos frente al año 2017, cuando perdieron la vida 22 personas en accidentes de circulación en la provincia. También desciende el número de accidentes con víctimas, y el de heridos leves, 1.156 y 1.010, respectivamente, frente a 1.256 y 1.118 del año anterior, incrementándose ligeramente el número de heridos que requirieron hospitalización, que pasa de 116 en 2017 a 128 el año pasado.

Con estos datos, la provincia de Huelva tiene una tasa de fallecidos por millón de habitantes por debajo de la media nacional (39). Hay que recordar que España se sitúa por debajo de la media comunitaria y sólo por detrás de países como Reino Unido (28), Dinamarca (30), Irlanda (30), Suecia (32) y Países Bajos (34).

Del total de víctimas, 753 se produjeron en vías interurbanas y 403 en urbanas, y de le los 18 fallecidos, 15 lo fueron en vías interurbanas. El número de heridos que requirieron hospitalización en accidentes producidos en vías interurbanas fue de 65, frente a los 63 que se produjeron en vías urbanas.

En función del tipo de vía, dos personas perdieron la vida el año pasado en autopistas o autovías, la misma cifra que en 2017. Sin embargo el número de fallecidos en carreteras convencionales descendió de 14 a 13.

BALANCE CON RESPECTO A 2017

En cuanto al número de fallecidos por medio de trasporte, nueve viajaban en turismo, dos en furgoneta, uno en camión, uno en motocicleta, uno en ciclomotor, uno en bicicleta y tres eran peatones. Disminuye, por tanto, el número de usuarios vulnerables (6).

Por edades destaca el número de fallecidos con edades comprendidas entre 15 y 24 años (5), lo que supone un incremento respecto del años 2017 (4). Sin embargo descienden los fallecidos mayores de 65 años (2) lo que supone 8 menos.

Estas cifras reflejan una disminución en cuatro del número de fallecidos frente al año 2017.

Por otra parte, destaca el hecho de que ha habido tres meses (abril, mayo y octubre) en que no hubo que contabilizar ninguna víctima mortal en nuestras carreteras.

En conclusión, “se ha producido un descenso del número de fallecidos, lo cual es una buena noticia, pero no es suficiente y tenemos que seguir trabajando para que ninguna persona pierda la vida o resulte con secuelas graves como consecuencia de un accidente de circulación. Es un objetivo a largo plazo que no vamos a conseguir de hoy para mañana, pero no vamos a dejar de intentarlo”.

CARACTERÍSTICAS DE LA SINIESTRALIDAD EN LA PROVINCIA DE HUELVA

Hay que tener en cuenta que en un mismo accidente pueden estar implicados varios factores. No obstante los más concurrentes en los accidentes con víctimas han sido el consumo de alcohol, la conducción distraída o desatenta y la velocidad inadecuada.

Tras analizar con la jefa provincial de Tráfico los datos del balance siniestralidad 2018, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, ha insistido en pedir a todos los usuarios de la red de carreteras de la provincia “extremar la precaución al volante y respetar al máximo las normas de circulación”.

En este sentido, Parralo ha mostrado su preocupación por el hecho de que “la conducción distraída o desatenta pueda producir un hecho tan trágico como puede ser la pérdida de una vida. “La conducción de un vehículo requiere de toda nuestra atención y es totalmente incompatible, por ejemplo, con usar el teléfono móvil para hacer una llamada o mandar un mensaje de texto”, ha concluido.