Asaltan otro chalé en la urbanización Urverosa de El Rompido

Los hechos sucedieron la pasada semana en la calle Córdoba de dicha zona residencial según han confirmado fuentes de la asociación de vecinos de la misma

Un nuevo chalé ha sido recientemente asaltado y saqueado en la urbanización Urverosa, en El Rompido, de cuyo interior el autor o autores del robo sustrajeron dos televisores y aparatos eléctricos diversos “de fácil venta en el mercado negro”.

Así lo han señalado a huelvacosta.com fuentes de la asociación vecinal de dicha urbanización, que han relatado que el asalto se produjo la pasada semana, aunque su propietario, un vecino de Huelva, no se percató de los hechos hasta el fin de semana por no residir de forma habitual en dicha vivienda.

Publicidad.

Según las mismas fuentes, el autor o autores del asalto lograron acceder al interior del chalé por la puerta principal, para huir posteriormente con el botín por una puerta trasera, “la cual forzaron” y que da acceso a otra calle de la misma urbanización “poco transitada” y muy cercana a Los Altos de El Rompido.

Desde la asociación de vecinos se querido destacar que pese a este nuevo robo, el hecho de haber denunciado públicamente tanto en los medios de comunicación como a través de las redes sociales hace ya varias semanas la oleada de robos que en pocos días se cometieron en al menos otros cinco chalés de dicha zona residencial “ha sido fundamental para que se haya incrementado la vigilancia en la misma tanto por parte de la Guardia Civil como de la Policía Local”.

CINCO CHALÉS EN MENOS DE UNA SEMANA

Entonces, la misma asociación vecinal puso de relieve que cuatro viviendas deshabitadas, y otra quinta con una persona en su interior, fueron asaltadas hace ahora algo más de un mes en menos de una semana.

Así lo indicaron a huelvacosta.com tanto el presidente como el secretario de la Asociación de Vecinos de Urverosa, Aurelio García y Manuel Alexandre Palacios, respectivamente, quienes precisaron que la mayor parte de los saqueos se produjeron entre las calles Ciudad Rodrigo y Granada.

De las viviendas robadas, prosiguieron, los autores de los robos sustrajeron televisores y otros electrodomésticos “fácilmente vendibles”.

En el caso de la vivienda habitada, la única persona que en el momento del intento de robo se encontraba en su interior, la joven de 23 años Paula Pino, relató a esta redacción que los hechos sucedieron pasada la una de la madrugada, cuando “de repente empecé a escuchar ruidos y a mi perro ladrar violentamente en la terraza”. “Asustada llamé a mis padres que en esos momentos no estaban en casa –prosiguió- los cuales me recomendaron que no saliese y que encendiese todas las luces, incluidas las de la terraza” tras lo cual llamó a la Guardia Civil. Según su testimonio, cuando los agentes llegaron se encontraron las puertas del chalé abiertas pero los autores del intento de robo “ya habían huido”.