ASAJA-Huelva exige al Gobierno medidas para compensar la subida del SMI en el sector agrícola

Asaja-Huelva, la patronal del campo en la provincia onubense, ha alzado su voz para exigir al Gobierno una solución ante la reciente subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). La organización agraria se une así a la petición de Asaja a nivel nacional, en la que solicitan que se compense este incremento con bonificaciones fiscales.

En concreto, Asaja propone una bonificación del 20% en las cuotas de la Seguridad Social, medida que según la organización, ayudaría a amortiguar el impacto de la subida del SMI en el sector agrícola. Esta subida, que entró en vigor el pasado mes de enero, ha generado gran preocupación entre los agricultores y ganaderos, ya que supone un aumento significativo en los costes laborales.

Publicidad.

Según ha señalado Asaja-Huelva, esta subida del SMI afecta especialmente a las explotaciones agrarias más pequeñas, que son las que tienen una mayor dificultad para asumir este incremento salarial. Además, la organización advierte que esta medida puede poner en riesgo la viabilidad de muchas explotaciones, especialmente en un contexto de bajos precios en el mercado y una fuerte competencia de productos importados.

Ante esta situación, Asaja-Huelva demanda al Gobierno un plan de medidas que permitan a los agricultores y ganaderos hacer frente a la subida del SMI sin poner en peligro su actividad. Además de la bonificación en las cuotas de la Seguridad Social, la organización propone otras medidas como la reducción del IVA en productos agrícolas, la eliminación de aranceles a la importación de materias primas y una mayor flexibilidad en la contratación de trabajadores agrarios.

Desde Asaja-Huelva también se ha hecho hincapié en la importancia de tener en cuenta las particularidades del sector agrícola a la hora de aplicar medidas como la subida del SMI. La organización recuerda que el campo se rige por unos costes fijos muy elevados, como los de producción y los de la mano de obra, que no pueden ser modificados con facilidad. Por ello, es necesario que el Gobierno tenga en cuenta estas especificidades y busque soluciones que no perjudiquen a los agricultores y ganaderos.

En definitiva, Asaja-Huelva exige al Gobierno que atienda sus peticiones y busque una solución que compense la subida del SMI en el campo. Solo de esta manera se podrá garantizar la viabilidad de las explotaciones agrarias y se evitará un posible cierre de muchas de ellas. El sector agrícola es vital para la economía de la provincia de Huelva y es responsabilidad del Gobierno tomar medidas que lo protejan y lo impulsen en lugar de ponerlo en peligro.