Artista ayamontino denuncia el robo de una escultura valorada en 6.000 euros

Según el polifacético artista la obra de arte desapareció de su propia vivienda y a la vez estudio tras el pasado verano y durante el arrendamiento de dicha finca ayamontina

El conocido artista ayamontino Pepe Gámez ha denunciado ante la Guardia Civil el robo en su propia vivienda de una escultura elaborada por él mismo hace unos 20 años en mármol rosa portugués y valorada en más de 6.000 euros.

La denuncia, a la que ha tenido acceso HuelvaCosta.com, fue interpuesta por el polifacético artista el pasado 28 de noviembre, y en ella afirma que se trata de un bajo relieve de una mujer desnuda junto al tronco de un árbol, realizado en mármol rosa portugués, con unas medidas aproximadas de 90 x 85 x 14 centímetros y con un peso total de unos cien kilos.

Publicidad.

Según argumenta el denunciante, la escultura fue sustraída entre los pasados meses de octubre y noviembre del centro cultural y deportivo de su propiedad conocido como ‘Estudio del Escultor Pepe Gámez’, situado a la entrada de Ayamonte, concretamente en la carretera nacional 431, punto kilométrico 698, en una finca conocida como Valdemindiánez, donde el artista tiene además su vivienda y donde posee numerosas esculturas y pinturas suyas.

Escultura presuntamente sustraída del estudio del artista
Pepe Gámez en su estudio de Ayamonte (Fotografía: Landero)

En la denuncia, Gámez relata que la desaparición de dicha obra de arte tuvo lugar durante el arrendamiento de dicha propiedad por parte de un ciudadano que responde a las iniciales de JCMV, el cual durante el pasado verano subarrendó la misma “a terceras personas para la celebración de todo tipo de eventos, principalmente bodas, comuniones y reuniones varias, percibiendo una remuneración por cada vez que la alquilaba”.

Igualmente manifiesta que con fecha 9 de noviembre del presente año 2016, el propio artista decidió “rescindir” el contrato que mantenía con el arrendador, firmándose el correspondiente acuerdo de rescisión del contrato de alquiler que ambas partes mantenían desde el día 14 de junio del año 2014, y que una vez personado en la finca de su propiedad “se percata” de la falta de dicha escultura.

Tras ello, afirma en su denuncia que se puso en contacto telefónico con JCMV, a lo que éste le manifestó “que desconoce donde se puede encontrar, que en el interior de la finca se han realizado numerosos eventos y que cualquiera la podría haber sustraído”.

El artista ayamontino señala finalmente en su denuncia tener “constancia” de que la escultura “ha estado hasta al menos el mes de septiembre” de este año en el interior de la finca, por lo que “teme que haya sido JCMV quien haya vendido dicha escultura alguna persona que se haya personado en la finca”.